• El pasado miércoles 09 de noviembre de 2022, el Ministerio de Minas y Energía (“MME”) anunció el lanzamiento del diálogo social para fijar y definir la hoja de ruta para la transición energética en el país (la “Hoja de Ruta”).
  • Los objetivos principales del diálogo social para la transición energética justa en Colombia son los siguientes: (i) generar la información técnica, económica, ambienta y social relacionada con el sistema energético nacional; (ii) incorporar lineamientos étnicos, territoriales y de género desde los cuales gestionar la Hoja de Ruta de manera diferenciada para las regiones; (iii) establecer los lineamientos y los mecanismos requeridos desde el sector energético para cumplir con la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero de forma coherente con el uso sostenible del agua, los suelos y la biodiversidad, asociados al sistema energético colombiano, y (iv) proponer las políticas públicas mediante los habilitadores regulatorios y los programas y proyectos requeridos para implementar la transición energética.
  • En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (“COP27”), el MME estableció que el proceso de implementación de la Hoja de Ruta tendrá una duración de aproximadamente seis (6) meses en los cuales se fijarán los puntos principales de participación social sobre la transición energética justa. 
  • El MME estableció que la Hoja de Ruta será una herramienta para garantizar una transición energética justa, equitativa, gradual y garantizando el derecho a la participación de todos los ciudadanos.
  • De acuerdo con lo informado por el MME, la Hoja de Ruta tendrá tres objetivos principales que se dividirán en las siguientes fases: 
  • Primera fase: Esta fase consiste en (i) la planeación y preparación del proceso de implementación de la Hoja de Ruta por medio de un dialogo abierto con los sindicatos, comunidades, gremios, asociaciones, otros grupos de interés; y (ii) lo concerniente a los mecanismos de participación y el conjunto de información para efectuar los análisis que se requieran.
  • Segunda fase: La creación de la visión de la Hoja de Ruta. Este objetivo pretende ser alcanzado mediante la fijación de metas cuantificables a largo plazo.
  • Tercera fase: Se identificará el diseño de la Hoja de Ruta junto con los riesgos y brechas, estableciendo los habilitadores regulatorios requeridos, tales como la Comisión de Regulación de Energía y Gas (“CREG”), la Unidad de Planeación Minero-Energética (“UPME”) y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (“SSPD”).

La Hoja de Ruta es la materialización de uno de los compromisos centrales del plan de gobierno del presidente Gustavo Petro. En esa línea, esta herramienta determinará los pasos a seguir en el marco de la transición energética y la interacción entre los diferentes agentes tanto públicos como privados.