El pasado 18 de agosto, la Corte Constitucional publicó el comunicado de prensa de la Sentencia SU-288 de 2022. Esta sentencia de unificación resuelve 13 acciones de tutela que la Agencia Nacional de Tierras presentó en contra de providencias judiciales que declararon la prescripción adquisitiva en favor de particulares sobre predios de origen presuntamente baldío y 2 acciones de tutela interpuestas por particulares sobre decisiones judiciales en las cuales se negó la prescripción adquisitiva de inmuebles de origen también presuntamente baldío.

 A pesar de la polémica que genera este tema a nivel nacional, en relación con la prescripción sobre bienes baldíos y la forma en que los mismos podían ser adquiridos, consideramos que el comunicado trae aspectos positivos, en particular, la decisión de la Corte de mantener la oponibilidad y, de cierta manera, la firmeza de los fallos de prescripción adquisitiva sobre terrenos baldíos.

 Finalmente, destacamos las órdenes que da la Corte a la Agencia Nacional de Tierras, tendientes a consolidar un inventario completo de tierras rurales y dar continuidad a los procesos de clarificación y recuperación de baldíos. Con lo anterior, la Agencia Nacional de Tierras tiene en sus manos una gran responsabilidad cual es la de cumplir las dichas órdenes de manera adecuada y responsable, con apego a la ley y respetando los principios de seguridad jurídica y los derechos adquiridos de los propietarios de buena fe.