El pasado 10 de noviembre de 2022 el Ministerio de Minas y Energía (“MME”) publicó el documento “Diálogo social para definir la hoja de ruta de la transición energética justa en Colombia” en el cual se definen la metodología y las actividades que se deberán llevar a cabo para diseñar la hoja de ruta de la transición energética justa en Colombia. Para lo anterior, el MME estableció un periodo de seis (6) meses para llevar a cabo un diálogo social para definir la hoja de ruta de la transición energética justa.

1. Generar la información técnica, económica, ambiental y social relacionada con el sistema energético nacional y las cadenas de valor asociadas.

2. Incorporar lineamientos étnicos, territoriales y de género.

3. Establecer los lineamientos y los mecanismos requeridos desde el sector energético para cumplir los compromisos internacionales del país para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 51 % para el año 2030.

4. Proponer las políticas públicas mediante los habilitadores regulatorios y los programas y los proyectos estratégicos requeridos para implementar la Transición.

El MME definió que el diseño de la hoja de ruta tendrá tres (3) fases, cuyo tiempo de desarrollo será de 24 semana contadas a partir de la publicación del documento, y una (1) etapa de implementación. Cada una de las fases se describe a continuación:

Fase 1: Planeación y preparación del proceso, incluyendo la interacción con expertos y grupos de interés, y la definición de los mecanismos de participación. Duración: 4 semanas.

Fase 2: Creación de la visión para establecer las metas deseadas (cuantificadas) y los plazos para lograrlas, que incluye el análisis integral del sistema energético. Duración: 8 semanas.

Fase 3: Diseño de la hoja ruta para alcanzar las metas deseadas, estableciendo los habilitadores regulatorios requeridos y los análisis de riesgos y brechas. Duración: 12 semanas.

Por último, el MME estableció ciertos proyectos de referencia que se llevarán a cabo de manera simultánea con la planeación de la transición energética entre los cuales se encuentran: comunidades energéticas en La Guajira y el Pacífico a partir de energía eólica y solar, y un proyecto de referencia a gran escala para implementar la transición energética justa en el corredor minero del Cesar, en la Jagua de Ibirico.